Paterna lanza una campaña para promover el respeto en las colonias felinas instaurando 37 en La Canyada de las 70 que hay en el municipio

El Ayuntamiento de Paterna ha lanzado una campaña informativa para dar a conocer entre la ciudadanía el trabajo que se realiza en las colonias felinasque existen en el municipio, al tiempo que se pide la colaboración de los vecinos y vecinas para garantizar el bienestar de los gatos que viven en ellas.

Tal y como ha explicado la concejala de Bienestar Animal, Servicio y Limpieza, Merche Navarro “el Ayuntamiento, con la colaboración de vecinos/as y otras entidades,está trabajando en un plan para controlar la proliferación de las colonias y estabilizar la población felina en el municipio, priorizando la salud de los animales”.

Además, y a ese respecto, la concejala ha destacado que “las colonias son beneficiosas para todos lo vecinos y vecinas, ya que permiten limitar las zonas en las que se encuentran los gatos evitando molestias para los ciudadanos”.

Hasta el momento se han identificado un total de 70 colonias felinas en Paterna, 37 de ellas en el barrio de la Canyada, 9 en el centro urbano, 2 en LlomaLlarga y 2más en Terramelar.

Además, se han registrado 5 colonias en el Polígono Fuente del Jarro, 6 en el Parque Tecnológico y 8 en el polígono de Táctica, donde también se encuentra el espacio protegido para felinos que abrió el consistorio el pasado año.

Las colonias son controladas por 70 voluntarios y voluntarias, que están acreditados como alimentadores después de haber recibidoun curso de formación específico que cuenta con la colaboración de protectoras de animales y veterinarios.

Es fundamental para que se tengan controladas las colonias y se garantice el bienestar de los animales, que sean las personas acreditadas las que se encarguen de dar de comer a los gatos, ya que de este modo podemos llevar un control de las colonias y asegurar una correcta alimentación” ha afirmado la concejala.

Por último, la concejala Navarro ha recordado que los ciudadanos deben respetar estos espacios, “los vecinos y vecinas que tengan perros deben llevarlos atados cuando paseen junto a estas zonas para evitar incidentes o podrán ser multados por la Policía”.

Además, cualquier tipo de maltrato, como puede ser dar comida envenenada, está considerado delito y contempla una pena de hasta 18 meses de prisión” ha concluido la concejala Navarro.

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *