Paterna reduce en un 90% la contaminación de las aguas residuales industriales

Paterna ha conseguido reducir en aproximadamente un 90% la contaminación de las aguas residuales industriales desde la puesta en marcha del Plan de Control de Vertidos, siendo la calidad de estas aguas comparada a las residuales típicas urbanas.

 

Así lo ha explicado la Teniente Alcalde de Seguridad, Movilidad y Transición Ecológica, Núria Campos quien ha destacado que “disponemos de 25 estaciones de muestreo en la red de saneamiento municipal para el control de la calidad del agua residual, realizando 200 tomas anuales y analizando unos 300 parámetros en muestras de empresas”.

 

El Plan de Control permite la conservación de los colectores municipales y la correcta depuración de los vertidos según los requerimientos de la Confederación Hidrográfica del Júcar, con la posibilidad de la reutilización posterior de las aguas.

 

Tal y como ha destacado Campos, “la implicación del tejido empresarial es clave para mantener la calidad adecuada en las aguas vertidas, más aún teniendo en cuenta que Paterna cuenta con grandes extensiones de actividad industrial divididas en varios polígonos industriales”.

 

Los datos de reducción de contaminación en las aguas residuales industriales permiten a Paterna cumplir con los requerimientos medioambientales y de conservación del medio natural, llegando a ser la calidad de estas aguas comparables a las residuales urbanas, según las analíticas realizadas en la red de alcantarillado.

 

El Plan de Control de Vertidos, puesto en marcha en el año 2000, ha permitido mantener bajos niveles de contaminación, especialmente en los últimos años. Además, este plan realiza también un seguimiento de las redes de aguas pluviales y cauces públicos que permite evaluar la interacción urbana con el entorno.

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *